Proceso de la Pintura Electrostática

La pintura electrostática, es un tipo de recubrimiento en polvo que se utiliza para pintar diversidad de piezas, brindando una calidad inigualable. Su nombre hace referencia a electricidad, por ende implica una carga eléctrica para adherirse a las superficies. Además, en el proceso de la pintura electrostática, se requiere de un equipo de aplicación especial que proporciona la carga estática a la pintura que será empleada al objeto que está a tierra.

¿La pintura electrostática puede aplicarse en casa?

Esta pintura en polvo, guarda múltiples ventajas con respecto a la pintura líquida tradicional. Sin embargo, el procedimiento de aplicación es más metódico y especializado. En gran medida, se debe a la composición del recubrimiento. Pues contiene diversos minerales, resinas y pigmentos que, al mezclarse homogéneamente en partículas muy finas y sólidas se presentan en un polvo, el cual requiere un tratamiento especial para poder fijarse correctamente en las superficies.

Así pues, este tipo de pintura no se considera doméstica, sino generalmente industrial. Debido a los métodos de aplicación y los instrumentos específicos que demanda. Partiendo de esto, te daremos a conocer detalladamente el proceso de la pintura electrostática. Con lo que quedará evidenciado por qué es importante llevarlo a cabo con las herramientas especializadas, de forma segura y óptima, en función de los resultados esperados.

¿Qué se necesita en el proceso de la pintura electrostática?

  • Las piezas desengrasadas y fosfatizadas para que la pintura se adhiera adecuadamente.
  • El equipo de aplicación de la pintura junto con una pistola.
  • Una cabina en la que se lleva a cabo el proceso de la pintura electrostática.
  • Un horno de curado que le proporcione la temperatura necesaria para sellar la pintura.

Proceso de la pintura electrostatica

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento?

Una vez que se tienen las herramientas necesarias, comienza el proceso de la pintura electrostática. Primeramente, las superficies deben pasar por un baño de fosfatación y soluciones de desengrase. De modo que, cumplan con su previo tratamiento y al momento de empezar a pintar, se encuentren completamente limpias.

Luego se aplica la pintura en polvo en el depósito. Recordando que, antes debe escogerse el recubrimiento más apropiado según el material de la superficie. Puede ser pintura con formulas de resina epoxi, poliéster, poliuretano, híbridos, entre otras. Una vez que se fluidifica, pasa al absorbente Venturi y seguidamente a la pistola mediante una manguera.

Posteriormente, se colocan las piezas aéreamente en la cabina de aplicación. La que además permite la recuperación de polvo, de modo que no se generen residuos. Al comenzar a aplicar la pintura con la pistola, con una pertinente distancia de la superficie, podrá notarse la adherencia instantánea de las partículas cargadas eléctricamente a la pieza.

Ahora bien, para que permanezcan adheridas por la carga estática, se procede a curar la pieza. Es decir, se introduce en el horno para ser calentada a una temperatura de 180°C según la tabla del producto y en un tiempo de 10’ a 20’. Este calentamiento en el proceso de pintura electrostática, produce una polimerización de los componentes. Dicho de otro modo, una reacción en sus partículas químicas que al fundirse cambian sus propiedades y forman un recubrimiento continuo.

¿Cuál es el resultado luego de aplicar pintura electrostática?

Si el procedimiento se lleva a cabo de manera adecuada, con la utilización de la instrumentación especializada y las técnicas correctas, indudablemente el acabado final será el esperado. Lo que se logra es una pieza con un recubrimiento uniforme, fino, de alta calidad y mejor apariencia. Y lo mejor de todo, es que goza de resistencia a diversos agentes externos y su durabilidad, se extiende a largo plazo.

Esto quiere decir, que una superficie dotada de esta pintura, no se daña fácilmente ante impactos, ralladuras, lluvia, rayos UV, humedad, componentes químicos, entre otros. A su vez, es una pintura ecológica que no deja residuos. Además, es de bajo impacto en el ambiente y reduce riesgos para quienes la aplican, pues no es inflamable ni requiere disolventes.

 

¡Prueba la pintura electrostática y verás la diferencia con respecto a una pintura liquida convencional, gracias a su eficiencia de aplicación y propiedades físicas, en Tecnocolor somos expertos en aplicación de pintura electrostática!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *