Pintura electrostática para arquitectura

Los componentes arquitectónicos recubiertos con pintura electrostática se están convirtiendo en la elección favorita por los arquitectos y fabricantes de elementos arquitectónicos debido a que los beneficios sobre la pintura liquida son mayores y ofrecen a los usuarios una gama más amplia de estilos y acabados. 

El uso de recubrimientos en polvo en el mercado arquitectónico se remonta a la década de 1970 y se consolidó en Europa cuando los recubrimientos en polvo aún estaban en su infancia. Los recubrimientos de poliéster en polvo hicieron posible que el polvo sea considerado como una alternativa a los recubrimientos líquidos. Durante este período, varios proyectos de arquitectura en Francia y Alemania utilizaron recubrimiento en polvo en el producto final.

Cualquier pieza de acero, aluminio y metales galvanizados puede ser pintada con pintura en polvo.

Beneficios de utilizar pintura electrostática

 

  • Apariencia: la pieza pintada con este tipo de pintura tendrá una apariencia más fina y de mejor calidad. Debido a que la capa es mucho más gruesa y aparenta visualmente, un mayor volumen. Se redondean los filos y La pintura es más tersa al tacto.
  • Resistencia de uso: la pintura en polvo es mucho más resistente a los golpes, ralladuras entre otros ataques que pueda sufrir la pieza.
  • Resistencia química: la pieza resiste mucho más al estar a la intemperie. Siendo más protegida ante los rayos ultravioleta, los ácidos, alcalinos, entre otras sustancias que puedan ser dañinas para la pieza pintada.

Solicita una cotización