¿Cómo funciona la pintura electrostática?

¿Cómo funciona la pintura electrostática?

La pintura electrostática, se presenta como un polvo seco que al aplicarse se convierte en fluido y resulta en un acabado resistente, uniforme y de excelente calidad. Seguramente, has podido notar este tipo de pintura en bicicletas, automóviles, electrodomésticos, muebles de exterior, línea blanca, entre otros. Pero, te has preguntado ¿cómo funciona la pintura electrostática? Aquí te daremos a conocer su funcionamiento y lo que debes hacer antes de aplicarla.

Primero un poco de ciencia: ¿Qué es la electricidad estática?

Como su nombre lo indica, esta pintura funciona mediante el fenómeno de electricidad estática. La cual ocurre cuando en un cuerpo hay un exceso o acumulación  de cargas positivas o negativas. Dicho exceso no es permanente, pues al entrar en contacto con otro objeto puede generarse una descarga eléctrica que la libera.

Entonces, ¿cómo funciona la pintura electrostática?

Precisamente, esto es lo que ocurre con la pintura en polvo. Se crea un campo electrostático a partir del objeto a ser pintado. El cual puede tener exceso de carga negativa al poseer mayor cantidad de electrones que los de su medio o por el contrario, tendrá exceso de carga positiva si tiene menos electrones.

Cómo funciona la pintura electrostática -1

¿Polos opuestos se atraen?

Entonces, tomando la teoría comprobada de la física que establece que dos cuerpos con cargas iguales se repelen, pero los de carga diferente de atraen, surge la clave esencial para entender cómo funciona la pintura electrostática. Pues la misma se valdrá de campos electrostáticos para que la pintura se adhiera consistente y rápidamente a las piezas con carga diferente. Esta atracción, permitirá a su vez que la pintura sea absorbida casi en su totalidad por los objetos, sin que se produzcan residuos.

Además, el revestimiento de las superficies de manera uniforme, atractiva y durable es favorecido por las partículas de la pintura. Pues poseen cargas iguales que se repelen entre sí, por ende al expulsarse sobre una superficie, se esparcen uniformemente. Permaneciendo atraídas por el objeto que, comúnmente es de metal (conductor) y por ende, estas partículas no quedan expuestas en el aire.

 

¡Choque eléctrico!

Para comprender mejor este campo electrostático en el que funciona dicha pintura, puede ejemplificarse con un suceso cotidiano.  Por ejemplo, cuando tocas a otras personas o frotas el cabello con un objeto y se eleva es porque se produce un choque de cargas eléctricas que es evidentemente percibido.

¿Cómo funciona la pintura electrostática? - 2

También, ¿te ha pasado que luego de caminar un rato sobre una alfombra, tocas un objeto de metal y sientes una pequeña descarga eléctrica? Esto sucede por la electricidad estática, que ocurre cuando la fricción entre el piso y el pie generan una carga eléctrica en el cuerpo.

Por consiguiente, luego de estar unidos se separan (generando la acumulación de carga eléctrica) y al tocar un objeto con toma a tierra del exterior, se produce una pequeña descarga de electricidad. La cual no sólo la percibe el cuerpo, sino también es recibida por el objeto.

Tal cual sucede con la pintura electrostática. Ya que produce esta descarga eléctrica en la pieza de metal con conexión a tierra. Si bien es de otro material, igualmente puede funcionar pero, quizás sea necesario conectarla con un metal que haga tierra para servir como conductor. Asimismo, deben tomarse algunas medidas para lograr la carga deseada en el objeto y así, funcione correctamente la pintura electrostática.

¿Cómo preparar las superficies para que funcione la pintura electrostática?

El principal propósito es lograr cargar eléctricamente de forma opuesta la pintura y la superficie del objeto, para que se atraigan. Esto requiere un proceso con instrumentación especializada. Pero para comenzar, debe limpiarse exhaustivamente la superficie y así, las partículas impuras no impedirán que se acumule la energía deseada. Las piezas se pueden limpiar con agua a presión expulsada por una lavadora especial. Luego son secadas dentro de la misma mediante un proceso de aire caliente.

Posteriormente, las piezas se elevan y se cubren con un líquido fosfatizante por casi una hora. Gracias a sus propiedades, este facilita la adherencia de la pintura y evita que se agrume o caiga fácilmente. Una vez que transcurre dicho tiempo, es necesario quitar todo este líquido, por lo que se enjuaga en otro contenedor.

Posteriormente, se seca bien la superficie con una secadora especial que impedirá que queden restos de líquido. Es indispensable que toda pieza esté limpia y bien seca para poder ser introducida al área donde se aplica la pintura en polvo. Para finalizar, se lleva a cabo el proceso de pintura electrostática. En el que la pintura se carga eléctricamente con alto voltaje dentro de la pistola pulverizadora y junto a pigmentos y resinas se comienza a aplicar sobre la pieza con conexión a tierra.

Una vez que se aplica el polvo, pasa a un horno de curado con altas temperaturas por casi 30 minutos. Este sella la pintura a la superficie y logra resultados esperados, permitiendo a su vez que se fusione la resina y los pigmentos. El producto final es una pieza con pintura resistente a corrosión, rayones y otros agentes externos y además, guarda un acabado excelente.

¡Así es cómo funciona la pintura electrostática y en TECNOCOLOR somos especialistas en su aplicación, llámanos para recibir una cotización o resolver cualquier duda sobre tu proyecto!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *